CÓMO TRABAJAMOS?

LAB+ utiliza dos metodologías de trabajo innovadoras, Problem Hunting y Design Thinking para el desarrollo de soluciones, además de herramientas ágiles como Trello, Slack, Canvas.

METODOLOGÍA

Por un lado, LAB+ emplea metodologías ágiles, orientadas al usuario, como Problem Hunting para la identificación y categorización de problemas con el propósito de abstraer los problemas que, se estima, tienen un mayor impacto para la compañía; Design Thinking, basados en el libro “Human Center Design” (IDEO.org) consta de un proceso de tres fases para hacer frente a desafíos de diversas características.

Estas son: inspiración, ideación e implementación, cuyos objetivos son, recoger información y detectar posibles problemas, trabajar en equipo para generar ideas e identificar oportunidades, y finalmente tangibilizar la idea trabajada para eventualmente implementarla; Business Model Canvas, para la evaluación y justificación de las soluciones, y herramientas de tipo Scrum y Kanban para la gestión de proyectos.

Creemos en el trabajo en equipo y en iterar soluciones basándonos en aquellos errores que podemos encontrar al presentarle nuestra propuesta al cliente.

Queremos generar soluciones innovadoras que mejoren la experiencia del cliente.


El equipo de LAB+ esta conformado por profesionales de diferentes rubros; es así que, actualmente, contamos con la colaboración de especialistas en arquitectura, comunicaciones, CRM, desarrollo de sistemas operativos, diseño gráfico, industrial y de servicios, ingeniería informática, psicología, telecomunicaciones y programación de back-end y front-end.

Esta diversidad de experiencias permite que seamos un equipo creativo y analítico, que cuenta con la flexibilidad y capacidad de adaptarse a diversos retos y demandas; además de contar con experiencia en el desarrollo de proyectos a largo plazo y soluciones rápidas de alto impacto y fácil implementación.

Metodología Problem Hunting:

Proceso de detección de problemas a partir de la recolección de información, tanto de fuentes directas como indirectas.

Metodología Design Thinking:

Esta metodología consta de tres grandes fases que son inspiración, ideación e implementación.

Metodología Business Model Canvas:

La herramienta permite darle a todas las soluciones una estructura única que hace más uniforme e inclusiva toda evaluación, mostrando las actividades cruciales y los retos más importantes de cada iniciativa.